Diario de un atleta lesionado que nunca se rinde (Autoayuda)

No suelo hablar con cualquiera sobre los aspectos de mi trayectoria deportiva, ya que algunas mentes suspicaces lo pueden malentender como una excusa, y para nada es el caso. Este artículo lo escribo a petición de mi compañero y amigo de MQF David (Fragua Power) pensando en atletas que pueden estar pasando por una lesión y así poder ayudarles anímicamente.

Yo no soy una persona a la que un día se le abre un túnel de luz sintiendo la llamada de la fuerza. Simplemente fui un niño muy bruto desde siempre. Con tan solo meses de vida y sin andar todavía, por lo que me cuentan mis padres, ya levantaba objetos que eran el 50/60% de mi peso corporal, eso me hizo pasar por quirófano con tan solo 9 meses de vida, ya que me produjo una hernia inguinal por tales esfuerzos. Lógicamente de esto ni me acuerdo y es una mera anécdota para todo lo que voy a contar acontinuación.

Transcurrían los años, yo era el típico niño gordito y brutote, de somatotipo endomorfo debido en gran parte a la poca cultura nutricional de mi familia (pero nunca les culpare de nada de lo que me haya ocurrido).

Un día en unas olimpiadas escolares la profesora de educación física me obligó a apuntarme a ellas, en la disciplina que quisiera, pero tenía que participar. Nunca me gusto el fútbol o el baloncesto como a la mayoría de los niños, y debido a mi peso no era viable nada el saltar o correr, así que la solución que se le ocurrió a la señora fue apuntarme a lanzamiento de peso. La decisión posiblemente mas acertada de su vida. Participe 2 años consecutivos quedando en primer puesto. Estando en 6° EGB lanzaba muchos mas metros que mis compis de 8°, por esto mismo mis padres decidieron inscribirme en el equipo de atletismo del pueblo. No era algo que me apasionara, creo que ni siquiera me gusto, pero era algo que simplemente se me daba bien y me sentía valorado haciéndolo y eso para mi ego de adolescente gordito era muy bueno. Tras unos años de entrenamiento llega la primera lesion que recuerdo. Un osgood schlatter (cacificación  osea de crecimiento) en la rodilla izquierda, era la pierna de máximo apoyo con la que lanzaba, tenia solo 13 años y no era muy consciente de lo que pasaba. Con una medicación y un prolongado reposo me recupere, pero eso también me hizo subir mas aun de peso.

Con pocas ganas mis padres me convencen para retomar los entrenamientos para intentar controlar mi peso. Casualmente el dia que retome el entrenamiento paso lo mas maravillo que ha pasado en la vida después de mi hijo claro. Se acercó a mí el entrenador del equipo de rugby que estaban creando en el pueblo y jamas se me olvidaran sus palabras; “chico eres un rugbier de manual, quieres probar” y aunque con mas curiosidad que ganas me fui a probar aquel deporte que no sabia ni de lo que iba y que confundía con football Americano. Así llegó a mi vida mi gran amor deportivo que me sigue acompañando a día de hoy EL RUGBY.  Aunque parezca mentira, el rugby es uno de los deportes que mas evoluciona y mi posición natural de la que siempre jugué y juego (pilier n°3) mas aun si cabe. Ahora solemos ser tíos fuerte musculados de mas de 100kg pero a su vez con agilidad y velocidad suficiente. Por aquel entonces eramos muy gordos que empujábamos o parábamos a un rival mas por inercia de masas que por fuerza. Mi obsesión desmedida por ser el n°3 titular me hizo querer ser mas y mas gordo algo que me trajo grabes problemas de salud.

fran_padilla_rugby_1

Con 16 años mi peso era de 163 kg.

Gracias al entrenamiento me mantenía ágil dentro de lo posible, pero poco a poco en mis piernas empezó una sensación rara, cada vez mas percibida, se me dormían los pies y muchas veces me despertaba con las piernas totalmente moradas. El sobrepeso me había producido obturaciones variatricas en las safenas internas y externas de las piernas por lo que la circulación era mala y de ahí la primera vez que entre a quirófano siendo consciente de ello, si os digo que no tuve miedo os engañaría. Tenia el mismo miedo que incertidumbre de no saber que iba a pasar después. Por suerte todo fue bien y la recuperación fue muy rápida, con lo cual me puse rápidamente en mi proceso de perder peso a la vez que me llegó la carta para prestar el servicio militar, por lo que deje el deporte de competición por un largo tiempo.

Años mas tarde, y con un físico totalmente diferente (80kg a base de dominadas, flexiones y correr) me vuelve  el veneno mas adictivo que pueda existir y cualquiera que lo haya probado lo sabe, competir. Lógicamente no me cabía la menor duda que quería jugar al rugby, pero esta vez quería hacer las cosas correctamente. No queriendo jugar en otra posición que no fuera pilier, ya que como se suele decir “pilier se nace no se hace”. Así que decido apuntarme a un gimnasio para muscular y subir peso de una manera correcta y convertirme en un jugador fuerte de verdad.

Cuando me pone el entrenador de turno la típica tabla que saca de un cajón, mi instinto me dice que algo no era correcto.

¿Como coño voy a ponerme grande y fuerte haciendo predicador con una mancuerna de 10 kg, yo que estoy acostumbrado a empujar meles de 800kg de media?

fran_padilla_rugby_2

Nuevamente el destino vuelve a mostrarme el camino. Estando entrenando un dia veo un tio muy grande moviendo unos peso increibles, no tenía el fisico mas bello del mundo pero era un tio fuerte de verdad haciendo press militar con mas de 100kg en la barra. Desde ese momento ya no me interesaba lo mas minimo el mundo fitness y sus chorraditas de congestión y fat burner. Era Alan Garay (que en paz descanse, pero ese es otro tema) la única persona que ha conseguido ser el hombre mas fuerte de 2 países simultáneamente. El que poco después se convirtió en mi amigo y compañero de entrenamiento, de el aprendí la base y gran parte de lo que se del mundo de la fuerza.

Al tiempo nuestro caminos se separaron, por motivos de trabajo tengo que mudarme. En ese momento tengo un físico de 103 kg y unas marcas bastante aceptables. En mi nuevo pueblo encuentro un gym bastante bueno en el que no me ponen mucho impedimento para hacer peso muerto, y demás, ya sabéis… Allí sera donde empiece mi declive total debido a una cadena de lesiones muy consecutivas.

Lo primero que me ocurre fue una rotura de la fibras del biceps derecho. No puedo decir como me lo hice pero de repente cuando llegué a casa empecé a sentir rigidez y molestia. Acudo al medico y tras hacerme una radiografía me dicen que no es nada, pero iba que no podía doblar el brazo, por lo que voy otra vez a urgencias y otro medico es el que diagnostica la rotura de fibras. Así que me mandan un mes de reposo.

Cuando me recupero retomo los entrenamientos y un día llego una de las peores lesiones que me acompañaría hasta el resto de los días, haciendo peso muerto puede notar y oír perfectamente un “clik-crak” en la espalda baja seguido de un dolor casi insoportable e imposibilidad de moverme, caminar, tan siquiera incorporarme. Tras el protocolo medico de rigor y unos meses me dan el diagnostico: 2 hernias discales entre la L4, L5 y L5, S1 aparte de un acuñamiento de vertebras. Cuando le pregunte al traumatologo por el deporte fue contundente “ya se acabo coger peso” podria hacerme el héroe ahora y decir que nunca pense en rendirme pero seria mentira. Fue el trayecto mas patético de mi vida, desde la consulta hasta mi casa tuve que parar en varias ocasiones llorando, estaba hundido pensaba que todo lo que era mi sello de identidad se iba. No volvería hacer sentadilla o peso muerto, tampoco volvería a jugar a rugby, para mi era como el fin. Tras la operación y la recuperación, mi físico se situó en 75 kg y estando mucho tiempo sin nada de actividad física. Harto de auto compadecerme me pongo a buscar y recopilar información hasta que me pongo en manos de un buen osteopata y comienzo muy poco a poco la actividad física. Al principio solo banca y algunos auxiliares y poco a poco segun voy perdiendo el miedo y me decido a empezar con la sentadilla y el peso muerto. Los retome con unos pesos tan ridículos que podia haber destruido el ego de cualquiera, pero para mi era un gran paso y una esperanza. Aunque el destino me tenia preparada mas piedras en el camino.

fran_padilla_sq
Entrenando sentadilla.

Un accidente laboral me manda al quirófano de manera urgente. Un golpe en la ingle me rompió la arteria testicular y parte de un testículo, produciendo una hemorragia interna que casi pudo costarme la vida.

En una revisión de la operación mientras me realizaban una ecografía de la zona operada diagnostican una hernia inguinal en la zona izquierda, el lado contrario en el que fui operado de bebe. Por lo que de nuevo vuelvo a pasar a un quirófano.

Después de mucha recuperación comienzo mi andadura en el powerlifting. Tras mis primeros campeonatos empiezo a preparar el Arnold classic 2012, pero durante la fase de intensificación empiezo a notar que se me duerme el brazo derecho y los fantasmas del pasado de mis problemas circulatorios vuelven asustarme. Sin saber que tengo, anuló mi participación como competidor para dedicarme a arbitrarlo solamente. Con un par de pruebas me diagnostican una contractura severa en el pectoral mayor la cual me cierra la cánula nervio-circulatoria. Con unos cuantos relajantes musculares y un par de sesiones de fisioterapia se soluciona el problema afortunadamente.

fran_padilla_power_2
Realizando un peso muerto compitiendo.

Sigo entrenando y participando en ctos y justo 1 año después en el Arnold 2013, tuve otras de las peores lesiones por las que he atravesado. En el momento que avisan a mi grupo por megáfono y empezamos a calentar un crujido y dolor extremo en mi rodilla derecha me deja fuera de competición. Salgo del pabellón en camilla y desplazado en ambulancia al hospital. Mal diagnóstico; rotura de ligamento lateral externo, menisco externo y meseta tibiál, me lleva a pasar otra vez por quirófano pero aquí no acaba esta historia.

En el hospital contraigo una infección en la garganta que me crea un absceso periamigdalítico por el cual tengo que volver al quirófano de urgencia ya que corro riesgo que la infección pueda pasar al celebro o se me cierre la vía respiratoria. Paso varias semanas en el hospital y poco después vuelvo a quirófano para la extirpación de mis amígdalas ya que me podrían dar problemas de salud.

Con todo este tiempo hospitalizado y sin poder rehabilitar la rodilla, pierdo totalmente la fuerza de la pierna. Ni siquiera podía sujetarme con muletas y precisaba de una silla de ruedas para desplazarme.

Lo único positivo que puedo sacar de todo esto es el darme cuenta de quien estaba a mi lado de verdad y de la gente que me abandono.

En este punto tengo que agradecer de todo corazón y seguir haciendo a día de hoy al grandisimo ALEX RODRIGUEZ ACUÑA que desinteresadamente me ayudo y sigue haciéndolo con la rehabilitación de mis lesiones y con mis entrenamientos.

Un año después junto a Alex vuelvo a salir a competición con unas expectativas humildes. Arnold Classic 2014 paracía que todo empezaba a irme bien y que la suerte al fin me sonreía, consiguiendo un patrocinador y teniendo proyectos de formar un equipo con este. Nada mas lejos de la realidad, en mi segundo intento de sentadilla otra sacudida en mi femoral izquiedo me hace salir cojeando de la tarima. Termino la competición mas por orgullo que por otra cosa, con una marca ridícula de 75 kg en peso muerto. Quede subcampeón porque 2 de mis rivales blanquearon en la banca. Ese subcampeonato para mi no significa que haya sido mejor que otros si no que he sido constante, he sabido sobreponerme a las dificultades y siempre tire para adelante sin rendirme.

fran_padilla_power_3

Mi ultima lesión fue jugando al rugby hace unos meses un aplastamiento entre varios jugadores me ha provocado un neuroma de morton en el pie izquierdo, me produce dificultades para andar y actualmente estoy en tratamiento y esperando la posibilidad de operarlo.

No me considero ni un superhombre ni mas duro que otra persona por seguir entrenando con todas las secuelas que arrastro. Y soy realista que no llegare a ser un gran campeón ni jugaré un mundial de rugby, ni tendré unas marcas espectaculares.

Conseguir tus sueños no significa ser campeón del mundo, hacer un récord o ganar un 6 naciones de rugby. Cumplir un sueño es acostarte cada día sabiendo que haces lo que te gusta, por mucho que los demás digan que no puedes hacerlo.

Actualmente sigo entrenando a mi ritmo con unas marcas discretas y jugando en mi equipo de rugby. Aunque me levanto por las mañanas lleno de dolores por todo el cuerpo y muchas veces me cuesta hasta encarrilar el camino del baño. Y no se si acabaré en una silla de ruedas como me dicen muchos compañeros, ¿Voy a perderme el placer de placar, empujar en un scrum o levantar un peso muerto solo por miedo a lo que me pueda pasar?

La vida para mi no tiene que ser un viaje para llegar a la tumba con un cuerpo bien conservado. Si no llegar derrapando de lado, tras una nube de humo, totalmente desgastado y destrozado. Y gritando ¡¡¡Uuufff!!!! Vaya viajecito!!!!!

Me gustaria aprovechar para agradecer especialmente:

A Alan Garay por enseñarme un estilo de vida.

A Alex Rodriguez por ayudarme siempre desinteresadamente.

Y a todos aquellos que nunca habeis dejado de creer en mi.

Gracias.

Fran Padilla

About Fran Padilla

Presidente del comité de Jueces, competidor y entrenador Nacional de powerlifting | Ver todas las entradas de Fran Padilla

8 comments on “Diario de un atleta lesionado que nunca se rinde (Autoayuda)

  1. Gracias Carlos. Mientras pueda ponerme en pie seguiré dando pasos hacia adelante.
    Es la mejor lección que me enseño el rugby: por mucho que te golpen, por mucho que te tiren y por mucho que intenten que te quedes en el suelo. Levantate rapido y sigue ganando metros

  2. Gracias Jesus. Esto es mas que un alago viniendo de ti que siempre has sido uno de mis maximos referentes en el powerlifting

  3. no entiendo muy bien esa teoria.Para mi lo valioso no es hacer lo que a uno le guste o lo apasione.Para mi lo importante es hacer algo eticamente valido,con un e sentido social y cumpliendo el evangelio de jesus.Sobreponerse a un dolor o entrenar con sacrificio o sin el para mi no es ninguna leccion de vida.

  4. Muy buen y motivador artículo, gracias Fran por este aporte, aunque yo soy como tu, una lesión no me va a separar de lo que más me gusta. Es verdad que siempre tienes la duda de qué pasará, estoy esperando los resultados de una resonancia, con una posible hernia en L5S1 y tampoco te voy a engañar, me da miedo no poder hacer lo que me gusta. Experiencias como la tuya me animan a seguir fortaleciendo mi espalda y no quedarme tumbado en el sofá como me dicen algunos.
    Un abrazo y sigue publicando Fran.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *