Muy buenas amig@s, much@s preguntáis cual es nuestra opinión sobre las cremas que nos damos algunos atletas antes de entrenar y si realmente sirven para algo. Con este artículo trataremos de daros una ligera idea de si merecen la pena, si es aconsejable su adquisición o si son solo una simple crema que no nos aporta mucho. ¡Empezamos!

Lo básico que debéis saber…

  • Las cremas de efecto calor son vasodilatadoras es decir aumentan el riego sanguíneo en la zona aplicada.
  • Su función principal es la de ayudar a coger rápidamente temperatura usándolas en la zona sobre el músculo que queramos.
  • Es muy importante que uno de sus componentes principales sea la capsaicina.
  • Las cremas no os quitarán el dolor de una lesión, pero si pueden ayudar a paliar pequeñas molestias momentáneamente mediante mayor riego sanguíneo y elevación de calor localizado.

Composición

Estas cremas suelen llevar normalmente menta, eucalipto y alcanfor y solo algunas (las mejores) capsaicina.

La capsaicina es el componente activo de los pimientos picantes (Capsicum) es irritable para las personas pero esta sustancia funciona de analgésico y es utilizado a nivel farmacológico para lumbalgias y contra el dolor neuropático.

Medicamentos como por ejemplo ALAcapsin contienen en gran cantidad y pureza esta sustancia pero se hace demasiado irritable y extremadamente fuerte para utilizar solo como crema de calor para el día a día sin ninguna afectación importante. No aconsejamos este medicamento para antes de entrenar.

Como se utilizan

Estas cremas se suelen aplicar al rededor de 15 minutos antes del entrenamiento; aplicándolas sobre los músculos que vayamos a involucrar en esa actividad física. Una vez empecemos a mover la zona, rápidamente sentiremos algo parecido a un quemazón interno con picor leve externo incluido.

Fragua Power aplicandodose crema Sloan

Es aconsejable después de su aplicación lavarse muy bien las manos y si es posible aplicar la crema con algún tipo de guante medico de látex para evitar poder llevar la crema a la boca sin darnos cuenta.

Si queremos que la crema actué más rápido, taparemos la zona con alguna prenda poco transpirable para que de esta forma la sudoración que se genere potencie los componentes activos. Por ejemplo en las rodillas aplicaremos la crema y las taparemos con unas vendas o rodilleras antes ya de empezar a calentar.

Nuestra opinión

La verdad es que después de haber utilizado 3 tipos de cremas diferentes durante un buen tiempo antes de los entrenamientos algunas han funcionado mejor que otras.

Las cremas que solo tenían menta, eucalipto, alcanfor, vainillina o derivados como por ejemplo la crema llamada “balsamo oriental” de Deliplus, sus efectos eran muy leves o poco notorios. Se sentía ese frescor y pequeño calor, pero apenas influía a nivel articular o muscular.

En cambio cremas con capsaicina como SLOAN hacen sentir que esa articulación o músculo mejora en movilidad y si existe alguna pequeña molestia por sobre-entrenamiento desaparece momentáneamente.

Para levantadores de fuerza su aplicación en rodillas y codos es todo un acierto debido a la alta frecuencia de implicación de estos y las típicas molestias antes y después de cada entrenamiento.

La verdad es que ayuda mucho a sentirse mejor y eso repercute positivamente después en la zona de guerra.

Lógicamente, ninguna crema quitará o ocultará una lesión importante de haberla.

Por lo tanto, si eres un fanático del entrenamiento y tu frecuencia es alta o muy alta o donde entrenas hay mucha humedad, hace frío y te cuesta coger calor, pueden ser una buena adquisición para la utilización diaria.

Un saludo amig@s. ¡Sed fuertes!