Entrenamiento adaptado a los jóvenes

Para que un joven deportista logre un alto rendimiento es necesario un largo proceso de entrenamiento, una intervención adecuada sobre este proceso permite diseñar planes de preparación plurianuales o a largo plazo. Uno de los factores determinantes en la evolución de este proceso es el conocimiento de las posibilidades y del ritmo de desarrollo de las capacidades que intervienen en el rendimiento deportivo, ya que permite optimizar el proceso de entrenamiento durante varios años, gracias a la planificación de cargas y trabajos adecuados a las distintas etapas significativas en el desarrollo del deportista.

Factores a tener en cuenta para un entrenamiento apropiado:

.- Realizar un entrenamiento seguro.

Un régimen de entrenamiento inadecuado o estresante puede ser perjudicial para la salud si el joven deportista está en pleno proceso de maduración de sus capacidades y sistemas biológicos. Las articulaciones de los jóvenes son muy sensibles cuando se hacen de ellas un uso excesivo, en consecuencia, demasiadas repeticiones incluso con baja intensidad, pueden ocasionar lesiones o daños en el sistema locomotor. Estas dolencias no siempre aparecen combinadas con síntomas de fatiga por lo que el entrenador debería anticiparse a la tensión locomotora local facilitando variaciones en los patrones de movimiento.

.- Entrenamiento adecuado a la edad biológica.

La composición del entrenamiento depende de la seguridad y también de la edad biológica del deportista, dependiendo de esta el entrenamiento puede variar cuantitativamente o cualitativamente. Por ejemplo, si consideramos la variación cuantitativa del efecto de entrenamiento, el tiempo de reacción, la flexibilidad y la técnica pueden entrenarse bien desde temprana edad (5 a 8 años). Un entrenamiento exitoso de la capacidad de resistencia es posible desde los 7 años. La fuerza máxima, la resistencia a la fuerza y la potencia anaeróbica solo puede entrenarse con resultados plenamente satisfactorios a partir de los 16 años las chicas y de los 18 años los chicos.Por otro lado, en lo que atañe a la variación cualitativa del efecto de entrenamiento, los deportistas jóvenes no reaccionan igual que los adultos a ciertos entrenamientos, por ejemplo la adaptación a entrenamientos aeróbicos es diferente. Cuando el desarrollo es normal la edad cronológica y la biológica concuerdan, cuando se retrasa o acelera el nivel de maduración, los efectos sobre el rendimiento son manifiestamente diferentes y ajenos a causas relacionas exclusivamente por el entrenamiento.

.-La reserva de adaptación a largo plazo.

Esto es, el éxito en el deporte competitivo de alto nivel se debe no solo a lo que se hace en el momento, sino también a lo que se haya hecho en el pasado. Un deportista puede mantener ciertas capacidades físicas durante amplios períodos de tiempo sin entrenar tanto como en las etapas anteriores de su preparación deportiva, esto se debe a que estas capacidades se conservan como “reservas de entrenamiento” o “reservas de adaptación” tambien conocidas como efecto residual de entrenamiento (ERE).

Con el fín de lograr una óptima y duradera reserva de entrenamiento es recomendable:

-Comenzar el entrenamiento a edad temprana.

-Ajustar las cargas de entrenamiento a las máximas recomendaciones en cada momento.

-Que, en los deportes de resistencia, el contenido del entrenamiento de resistencia sea principalmente aeróbico.

-Que el entrenamiento de fuerza empiece a una edad en la que, dada su maduración, el nivel de fuerza funcional del individuo sea lo suficientemente alto.

-Que el desarrollo de las capacidades ligadas a la velocidad está vinculado al desarrollo del sistema neuromuscular y de las propiedades contráctiles del músculo.

.-Condiciones óptimas de “entrenabilidad”.

Para entrenar adecuadamente al joven deportista, es necesario conocer cuales son las condiciones necesarias para obtener un óptimo rendimiento deportivo. Estas pueden ser muy diversas, de carácter personal e impersonal. El estudio de la evolución de estas condiciones, en ambos sexos, según la edad de los deportistas, nos permite aumentar nuestros conocimientos para poder aplicarlos de forma apropiada al entrenamiento de los jóvenes y obtener mejores rendimientos.

Pero hay algo realmente importante y es que los deportistas jóvenes son personas y su salud tanto física como mental ha de estar por encima de cualquier logro deportivo.

 

Fuente: Resumido a partir de un articulo de Fernando Navarro Valdivieso.

Raquel Martín

About Raquel Martín

Powerlifter salmantina competidora, juez nacional y representante del comité de mujeres de la Asociación Española de Powerlifting (AEP), actualmente obstenta los récords de España en la categoría -63kg raw femenina Master1 en sentadilla con 113kg y en peso muerto en categorías Master 1 y Absoluta con 142,5kg además de 1ª clasificada en el campeonato de España Master1 de powerlifting y 4ª clasificada en el 1er. y 2º Campeonato Strongwoman "La Mujer Más Fuerte De España" 2015 y 2016. Ver todas las entradas de Raquel Martín

4 comments on “Entrenamiento adaptado a los jóvenes

  1. Un grande Giuliano Stroe…

    Muchos piensan que un jóven no puede entrenar con pesas, que ha de ser con su peso corporal. Un absurdo ya que el esfuerzo de una dominada a lo mejor es más grande que el de hacer biceps con 4kg…

    1. Exacto Dani, nunca es alguien demasiado joven ni demasiado mayor para entrenar con pesas, solo hay que adaptar adecuadamente ese entrenamiento según las características corporales e incluso mentales, la fuerza al menos es mucho físico pero tiene una gran parte psicológica.

  2. De acuerdo con los dos. Un niño entrenando con 5 años y tenemos a todas las madres tirándose de los pelos. Es la cultura de este país, es lo que hay.

  3. Es el doble rasero de lo que vende y lo que no, porque un crio no esta bien visto q entrene con pesas pero si que con 3 años algunos estén ya “exclavizados” con deportes más populares de equipo ( y lo llamo alto y claro FUTBOL) para que sean el próximo pichichi. Escuelas y padres que los fuerzan, pero claro no tocan pesas, no se harán “daño”.
    ja, ja y ja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *