La columna vertebral: El eje que te sustenta

La columna vertebral, también denominada raquis, es una estructura ósea con estructura lineal que soporta el tronco, formada por 33-34 vértebras, alternadas con discos fibrocartilaginosos, unido todo por ligamentos. En el plano sagital, la columna vertebral presenta 4 curvas:

La columna sacra: fija debido a la soldadura definitiva de las vértebras sacras. Es una curvatura de concavidad anterior.

Lordosis lumbar: de concavidad posterior

Cifosis dorsal: de convexidad posterior

Lordosis cervical: de concavidad posterior

columna vertebral

El trabajo conjunto de los discos intervertebrales, los elementos osteoligamentosos, los arcos anterior y posterior y la musculatura propia del raquis son lo que logran la estabilidad de la columna, y a la vez le dan rigidez para soportar cargas, proteger las estructuras internas y todo con la flexibilidad y movilidad necesaria, para realizar movimientos de flexión, extensión, flexiones laterales y rotaciones, con objetivo de obtener una visión binocular, que es necesaria en el ser humano, y poder obtener una interpretación consciente de los hechos y situaciones que se producen a nuestro alrededor.

 

Cuando se produce una alteración cualquiera de estos elementos, las condiciones estáticas cambian, provocando que cualquier movimiento sea perjudicial. La unidad funcional presenta biomecánicamente dos estructuras que actúan sinérgicamente en todos los movimientos. Se trata de las articulaciones facetarias y del disco intervertebral. La degeneración de uno de ellos produce la alteración del otro.

partes de la columna

Biomecánica de la columna lumbar 

 

El raquis lumbar tiene que soportar el peso de los segmentos superiores y del tronco, transmitiendo las fuerzas compresivas y de cizalla a la parte inferior durante la realización de las actividades de la vida diaria.

Vertebra-Lumbar

Las carillas articulares de las vértebras lumbares están ligeramente desplazadas hacia el plano frontal, dirigidas hacia atrás y hacia dentro, por lo que se encuentran casi enfrentadas. La orientación de las carillas es de 45º con respecto al plano frontal y 90º con respecto al transversal; estas junto los discos son el 80%de la estabilidad. En el raquis lumbar se pueden realizar movimientos de flexión, extensión e inclinación lateral, pero la rotación es limitada.

 

Durante el movimiento de flexión el cuerpo de la vértebra se inclina y se desliza hacia delante, lo que aumenta el grosor del disco en su parte posterior. Las apófisis articulares inferiores de la vértebra superior se separan de las apófisis articulares de la vértebra inferior, tensando la capsula y ligamentos. Tiene una amplitud de 30º.

 

Durante el movimiento de extensión el cuerpo de la vértebra se inclina hacia atrás y retrocede, aumentando el grosor del disco en su parte anterior. Las apófisis articulares inferiores de la vértebra superior encajan con las apófisis articulares de la vértebra inferior, contactando las apófisis espinosas.  Tiene una amplitud de 40º.

 

En la inclinación, el cuerpo de la vértebra se inclina hacia la concavidad de la inflexión y el disco  se inclina hacia la convexidad. Los ligamentos del lado de la convexidad se estiran y los de la concavidad se distienden. Se alcanzan 20-30º a cada lado.

 

Biomecánica de la columna dorsal

 

El raquis dorsal desempeña fundamentalmente un papel de protección del eje medular. Siendo este más estable que el lumbar por sus estructuras óseas circundantes (costillas) y la musculatura.

Vertebra-Dorsal

Las carillas articulares de las vértebras toráricas son verticales y tienen una orientación circular que permite el movimiento de rotación entre dos vértebras adyacentes, limitando las costillas este movimiento. Aproximadamente, se hallan orientadas 60º con respecto al plano transversal y 20º respecto al plano frontal.

 

El movimiento de extensión es igual al de la columna lumbar, sin embargo la flexión, se acompaña de una apertura posterior del espacio intervertebral con desplazamiento del núcleo pulposo hacia atrás. Las superficies articulares de las apófisis articulares superiores se deslizan hacia arriba, y las apófisis inferiores de la vértebra superior tienden a desbordar hacia arriba las apófisis superiores de la vértebra inferior.

 

En el movimiento de inclinación hay que tener en cuenta las costillas, el tórax se eleva en el lado de la convexidad, al contrario que en el lado de la concavidad en el  que el tórax desciende y se retrae y el ángulo condrocostal se cierra.

 

Alteraciones en la columna

desviaciones

HIPERLORDOSIS: Es el aumento de la concavidad posterior de  la curvatura lumbar anterior, caracterizada por una anteversión pélvica y abdomen prominente. Es fisiológica hasta los 5 años. Los valores normales son de entre 20º y 40º; si es menor de 20º se considera rectificación y si es mayor de 40º es hiperlordosis. Puede ser compensadora de una cifosis dorsal o por acortamiento de algún músculo (psoas, diafragma…)

 

HIPERCIFOSIS o Cifosis Dorsal: Es el aumento de la concavidad anterior de la curva torácica (curvatura dorsal) se da con más frecuencia durante la adolescencia. Si una medida normal es de entre 20º y 40º una curva superior a esos 40º se diagnosticaría como hipercifosis.

 

INVERSIÓN DE LA CURVA O RECTIFICACIÓN: Es cuando lo que se da es la disminución de ambas curvas.

 

DESALINEACIONES: Estas pueden ser estructurales o posturales (estas últimas tienen posible reducción).

 

INCREMENTO CONJUNTO DE LA CIFOSIS DORSAL Y LA LORDOSIS LUMBAR: Es más frecuente que se produzca antes de la pubertad descendiendo después, se caracteriza por un dorso redondeado y un aumento de la lordosis lumbar.

 

INVERSIÓN DE LAS CURVAS: En esta anomalia se incluyen la inversión de la curva cifótica dorsal, la inversión de la curva lordótica lumbar  y la lordosis total.

 

Un equilibrio de la pelvis estará asegurado si existe una relación entre parejas antagónicas de los músculos que producen tanto la anteversión como la retrovesión pélvica, como sucede, por ejemplo, con el acortamiento de los músculos que inciden en la anteversión pélvica que determinan un acentuamiento de la lordosis lumbar.

 

anteversion retroversion

musculatura pélvica

 

 

 

 

 

 

Músculos que producen la anteversión pélvica: Sacrolumbar, Dorsal largo, Epiespinoso, Cuadrado lumbar, Psoas Ilíaco, Sartorio, Pectíneo, Adductor menor y mediano, Recto anterior del cuádriceps y el Tensor de la fascia lata.

 

Músculos que producen la retroversión pélvica: Recto anterior del Abdomen, Oblicuo mayor, Oblicuo menor, Transverso abdomen, Glúteos (mayor especialmente), Adductor mayor y Cuadrado crural.

 

Conoces, ahora mejor, tu columna vertebral, el eje que te sustenta, cuidalo, fortalecelo y evita dolencias que pueden frenar tu día a día.

 

Bibliografia

  1. Carmen Aguilar Fisioterapeuta (Centro Médico y de Reabilitación-Premium Madrid)
  2. Fisiologia articular. A.L. Kapandji. 5ª edición.
  3. Dr. Emilio L. Juan García Cir. Ortopédica y Traumatología (Traumazaragoza.com)
Raquel Martín

About Raquel Martín

Powerlifter salmantina competidora, juez nacional y representante del comité de mujeres de la Asociación Española de Powerlifting (AEP), actualmente obstenta los récords de España en la categoría -63kg raw femenina Master1 en sentadilla con 113kg y en peso muerto en categorías Master 1 y Absoluta con 142,5kg además de 1ª clasificada en el campeonato de España Master1 de powerlifting y 4ª clasificada en el 1er. y 2º Campeonato Strongwoman "La Mujer Más Fuerte De España" 2015 y 2016. Ver todas las entradas de Raquel Martín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *