Una luz al final del tunel (Autoayuda)

Como cada mañana, y durante los últimos 2 meses, sigue sonando la alarma, misma hora de siempre, con el mismo fin, pero, aparentemente, con diferentes sensaciones. Parece que ya no duele tanto, o eso creo. El inyectable diario esta haciendo efecto, cosa que los orales no hacían, esto ya es un gran paso. Ya han transcurrido 2 meses, meses que han parecido años, pero los días se aceleran y es que las endorfinas nos cambian el carácter, el día y hasta las ganas de vivir, algunos músculos de mi cuerpo están sorprendidos, llenos de vitalidad, hasta se sienten fatigados, de nuevo e podido darles trabajo pesado y el dolor que me transmiten es seguramente producido, por la sonrisa que reflejan sus caras. Nunca pensé que me alegraría tanto de poder hacer un press de banca con las piernas sobre el banco, una forma de realizar el ejercicio que yo no entendía, no la encontraba ningún sentido, solo lo veía como un error, una forma entre tantas de hacer mal las cosas y resulta, por muy sorprendente que parezca que a llegado a ser la única forma posible de poder meterme debajo de una barra cargada de discos, que curioso ¿verdad? Que uno de tus principios, sagrados e infranqueables, se vuelva en la única forma de que tú vida tenga ligeras pinceladas de lo que era y que gracias a esto tu vuelvas a ser tu, mejor dicho, yo vuelva a ser yo. De todo se aprende en esta vida, un error se convierte automáticamente en una cosa nueva aprendida no simplemente en un nuevo error. Llegados a este punto, todo esto me a hecho ver que no todo es blanco o negro, ni algo tiene por que estar bien o estar mal, hay que analizar la situación y las circunstancias de cada uno. 

La cosa no pinta mal, pero en poco tiempo se acaban los esteroides corticales, quien me iba decir a mí, qué usaría esteroides en mi cuerpo, esteroides ademas catabolicos, que su función no es otra que desinflamar a costa de pagar cualquier precio incluso el de reducir tu densidad muscular. He llegado a un acuerdo con mi cuerpo de por vida, sabe que esto es por su bien, como también sabe que solo quiero lo mejor para el, creo que me perdonara, estoy convencido, además veo una luz al final del túnel que brilla con mucha intensidad, esta muy lejos todavía, pero menos de lo que se encontraba ayer y menos de lo que encontrara mañana.

Si estáis en una situación similar o tenéis algún lastre en vuestra vida que no os permite hacer todo lo que os gustaría, hacer lo que podáis y cuando podáis, pero hacer algo, no os quedéis en casa tirados en el sofá por encontraros temporalmente o indefinidamente limitados. Un atleta para-olímpico es un deportista que no se rindió ante nada de lo que le sucedió, y supo desarrollar o hacerse bueno en una faceta que incluso ni siquiera le gustaba o no era su fuerte, si ellos pueden, tu también puedes.

¡Sed fuertes!

UN DIA DE RÉCORD: EL RELATO DE UN POWERLIFTER

RELATO DE UN ATLETA LESIONADO (AUTOAYUDA)

Fragua Power

About Fragua Power

◉ Coach ◉ Asesorías-> Fuerza - Estética - Salud ◉ Atleta ◉ Creador y fundador de este blog | ¡SIGUEME EN INSTAGRAM! Cuenta de Powerlifting y fuerza Fragua Power o en mi cuenta sobre Bodybuilding, fitness y nutrición AlphaFit.Builder | Ver todas las entradas de Coach Fragua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *